LOGOAUDIOMETRIA. AUDIOMAX


Puesto que en condiciones fisiológicas habitualmente no se escuchan tonos puros, sino sonidos complejos, y de éstos los más importantes son las palabras, la logoaudiometría aporta una importante información dado que con esta prueba se puede conocer el estado de discriminación de las palabras del paciente. 

Con esta prueba no puede saberse qué audición tiene el paciente frecuencia a frecuencia, sino que  aporta una idea más global de la audición del paciente y de la integración de esa información sonora verbal. 

Esta prueba, esencial en la práctica diaria, en vez de utilizar tonos puros como estímulo se emplean determinadas palabras, por lo general bisilábicas elegidas por sus características fonéticas. Existen listas confeccionadas de palabras preestablecidas y frases tópicas [Poch, Tato, Rubio, Cárdenas, Salesa, etc.], que se ofrecen como estímulo a intensidades crecientes sobre el umbral de audición.

Los parámetros necesarios a valorar en una logoaudiometría son cuatro:

1. Umbral de detectabilidad de la voz: en el individuo normoyente aparece alrededor de los 5 dB HL captando sólo mínimos murmullos sin entender ninguna palabra.

2. Umbral de inteligibilidad: aquel nivel sonoro en el que el individuo es capaz de distinguir el 50 % de las palabras y que en un individuo normal se sitúa en los 15 dB HL

3. Umbral de discriminación máxima: aquella intensidad sonora en la que el paciente diferencia el máximo porcentaje de las palabras emitidas.

4. Porcentaje de discriminación máxima: es el porcentaje de palabras correctamente detectadas a 35 dB HL por encima del umbral de inteligibilidad.

El audiograma obtenido al representar las logoaudio-metrías verbales de individuos normooyentes muestra una forma de «S» muy estilizada e inclinada hacia la derecha

En las hipoacusias de transmisión se establece una curva de las mismas características, pero desplazada hacia la derecha según el umbral de audición que presente el paciente. Así, si el umbral de audición es de 20 dB HL, a los 25 dB HL capta sólo murmullos sin entender ninguna palabra [umbral de detectabilidad de la voz], a los 35 dB HL distingue un 50% de las palabras (umbral de inteligibilidad] ya los 45 dB HL oye el 100% de las palabras [umbral de máxima discriminación].

En las hipoacusias de percepción con reclutamiento, debido a este fenómeno, la curva es completamente diferente. Así, si el umbral de audición es de 40 dB HL el de detectabilidad está en 45 dB HL y el de inteligibilidad en 55 dB H L, es decir, hasta aquí igual que en los casos anteriores; sin embargo, si se sigue incrementando la intensidad puede comprobarse que a 70 dB HL oye un 70% de las palabras, a 85 sólo un 60 % y a 95 únicamente un 40 %. Es decir, el reclutamiento hace que a partir de cierta intensidad el paciente vaya oyendo menos cantidad de palabras cuanto mayor sea la intensidad con que se emiten.


No hay comentarios:

Publicar un comentario